fbpx

Pérdida auditiva: Problemas en la adquisición del habla.

La pérdida de audición es uno de los problemas de salud crónicos más comunes, que afecta a personas de todas las edades, en todos los segmentos de la población y de todos los niveles socioeconómicos.

La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el empleo de determinados fármacos, la exposición al ruido excesivo y el envejecimiento.

¿Cómo afecta una pérdida auditiva en el proceso de adquisición del habla en un niño?

La detección e intervención tempranas son fundamentales para minimizar las consecuencias de la pérdida de audición, en el desarrollo y el rendimiento escolar del niño. En los lactantes y niños pequeños con pérdida de audición, la detección y el tratamiento tempranos en el marco de programas de detección auditiva neonatal pueden mejorar los resultados lingüísticos y escolares del niño.

Los órganos más importantes en la adquisición de lenguaje y habla, ya que son los encargados a que aprendamos a hacerlo.

Desde una pérdida auditiva ligera puede producir retraso en el desarrollo del habla y una leve dislalia, así como una posible pérdida auditiva profunda podría causarnos problemas serios en el habla y el lenguaje, cuyas consecuencias podrían afectarán de forma grave su desarrollo cognitivo en el niño.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Recién nacido:debe sobrecogerse (mover las cuatro extremidades) y abrir los ojos ampliamente en respuesta a un ruido repentino y fuerte.
  • Bebé de 7-8 meses:debe girar la cabeza y el cuerpo rápidamente hacia la voz de sus padres y sonidos.
  • Niño entre 1 y 2 años:debe desarrollar las respuestas a instrucciones habladas. Debe decir palabras simples claramente a los padres.
  • Niño de 2 o más años:debe empezar a unir dos palabras

¿Cómo han ayudado los avances tecnológicos a las personas?

Los audífonos y los implantes cocleares son cada vez más sofisticados. Estos últimos son aparatos que transforman señales acústicas en eléctricas, para que éstas estimulen el nervio auditivo. Se implantan quirúrgicamente, colocando algunas partes en el interior del cráneo y otras en el exterior.

Al conectar estos aparatos a teléfonos o reproductores de música por Bluetooth-tecnología inalámbrica para intercambiar datos-, el sonido de estos producen puede volverse mucho más claro.

Es para todas las edades, el especialista te dirá si eres candidato para el uso de un auxiliar auditivo. Es importante realizarse un audiometría cada año para conocer el nivel de pérdida. Solicita una gratis aquí.

¿En que podemos Ayudarte?

Nuestro personal está disponible de lunes a viernes de 9:00 am a 6:00 pm y los sábados de 9:00am a 2:00 pm.